LA PRIMAVERA Y EL ELEMENTO ÁRBOL

En este nuevo artículo seguimos desgranando la antiquísima Teoría de las Cinco Transformaciones de las tradiciones orientales, sobre todo china. Aprovechando la entrada de la primavera, nos vamos a centrar en el estadio de Transformación Madera (o árbol).

INTRODUCCIÓN

En primavera es importante desintoxicar de los excesos del invierno (más cantidad, con más grasas, comida más salada y horneadas). En invierno nos movemos menos, estamos más recogidos, no en vano es un tiempo más propicio para la introspección.

Sin embargo, ahora, en primavera se exige precisamente lo opuesto, el movimiento, la ligereza, la frescura, la manifestación. Si no sabemos potenciar la fuerza de la energía de la primavera, puede haber consecuencias serias. No en vano, es el momento de las depresiones y los procesos inflamatorios y alérgicos. Es importante, por lo tanto, hacer una limpieza eficaz de nuestro organismo.

ÓRGANOS ASOCIADOS AL ELEMENTO MADERA (O ÁRBOL)

El hígado es vital para eliminar de los excesos del invierno. Junto a la vesícula biliar desempeñan complejas funciones de purificación de la sangre de toxinas y digestión de grasas. Por eso, debemos nutrir el hígado y la vesícula para  enfrentar los meses siguientes.

En esta época predominan alimentos de sabor ácido/agrio que ayudan a fortalecer los huesos, limpiar la sangre, mejorar nuestra visión, eliminar, aliviar la tensión del cuerpo y mejorar el sueño.

Si tienes migrañas, hipertensión, piel aceitosa y seca… evita la carne, los huevos, los lácteos en general, el alcohol  (el etanol es tóxico en cualquier medida), grasas industriales de mala calidad, especias fuertes, snacks demasiado duros y secos… e introduce regularmente granos integrales ligeros (cebada, quinoa, bulgur), hojas verdes, fermentados ligeros (pickles, tempeh, miso blanco, etc), proteína vegetal, algas (nori, wakame) cítricos (mandarina, genmai su, ume su, j.c.m.[1], limón, manzana, etc). Utiliza siempre fruta de cercanía y de temporada.

[1] jugo concentrado de manzana

¿QUÉ ALIMENTOS DESEQUILIBRAN MÁS EL HÍGADO/VESÍCULA BILIAR?

Según la tradición médica oriental, el hígado controla los músculos y tendones. Los problemas relacionados con ellos tienen que ver con problemas del hígado y/o vesícula biliar.

  • Aceite y grasas (¡tanto por cantidad como por calidad!)
  • Productos animales (favorecen la agresividad): carne, huevos, quesos curados.
  • Sal
  • Alcohol
  • Falta de frescura en la comida: comer sobras, falta de ensalada escaldada.
  • Hacer una macrobiótica muy yang llena de horneados, sal, miso, etc.
  • Sabor ácido muy fuerte: vinagre de vino, naranjas, zumo de limón. Tanto si nos encanta como si no lo aguantamos, puede ser indicativo de problemas en el hígado.
  • Horneados (sobre todo harinas secas y duras)
  • Azúcar y fructosa (esta última se suele recomendar por su bajo índice glucémico, sin tener en cuenta su efecto negativo en el colesterol y los triglicéridos).
  • Exceso de especias picantes como pimienta, cayena, curry (elemento metal).
  • Drogas y estimulantes como el café (afectan al sistema digestivo, riñones e hígado)
  • Presión externa: estrés laboral, educacional, económico. Inhibe la espontaneidad y la creatividad.

¿CÓMO PUEDO NUTRIR LA ENERGÍA DEL HÍGADO/VESÍCULA BILIAR CON LA COCINA?

La cocina para el elemento árbol debe favorecer esa tendencia de la primavera a surgir, manifestarse y renacer después del letargo del invierno. Las cocciones serán más bien ligeras, que refresquen y generen una energía activa y con movimiento: ensaladas prensadas, crudas o hervidas, al vapor, salteado rápido, sopas tipo juliana…

Los alimentos que deberemos potenciar en esta época serán:

  • Legumbres: guisantes, judías, lentejas verdes, judía verde mungo, tempeh
  • Verduras: puerro, brócoli, endibias, espárragos, pepino, pimiento verde, alcachofas, cebollino, cebolleta, germinados, escarola, achicoria, rábano (¡y sus hojas!), apio, diente de león, perejil, setas…
  • Algas: Kombu, wakame
  • Granos: Cebada (sobre todo), avena, trigo, centeno, Hato Mugi.
  • Condimentos: Vinagretas, pickles (chucrut), umeboshi (y su vinagre)
  • Fruta: Manzana ácida, arándanos ácidos, pomelo, kiwi, limón, ciruela, granada…

A continuación te dejo algunas recetas representativas:

Nituké de alcachofas a la vinagreta de mostaza con menta

Ensalada primavera de wakame, pepino y mandarinas

Sopa de cebada

No me quiero despedir sin antes recordarte el curso de cocina depurativa que vamos a realizar. Es una buena oportunidad para aprender cómo crear equilibrio con la primavera a través de la alimentación. También me gustaría que probases a cocinar las recetas y me digas qué tal te ha ido. Si necesitas ayuda, asesoramiento o aprender a cocinar de manera sana y saludable estaré encantado de poder ayudar. Permanece atento/a a las actividades que realizamos y suscríbete a la Newsletter.

¡Nos vemos en el próximo artículo!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies