Qué frío hace ¿no? En invierno queremos mantener el fuego interno y nuestra fuerza digestiva. Esto nos va a permitir mantener nuestro sistema inmune en condiciones óptimas y pasar los meses más fríos del año sin las indeseadas gripes, resfriados y catarros.
Con esta sopa depurativa calentarás el cuerpo y tonificarás los riñones. ¡Y te sentirás con más energía! El trigo sarraceno promueve la actividad, fortalece la digestión y activa el fuego interno. ¡No dejes de probarla!

 icon-cutlery Preparación: 5 min
 icon-clock-o  Tiempo cocción: 25 min

INGREDIENTES (4 – 5 personas):

  • 4 zanahorias ralladas finamente
  • 2 nabos daikon de tamaño pequeño rallados finamente
  • 1 brócoli pequeño troceado en florecitas pequeñas
  • 1 cebolla grande troceada muy finamente
  • 4 c.s. trigo sarraceno lavado en varias aguas y escurrido
  • Sal marina sin refinar o 1 c.s. de tamari
  • 1 c.c. de miso de cebada (opcional).
  • Semillas de girasol y calabaza ligeramente tostadas
  • Cebollino o perejil finamente troceado para decorar (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. En una olla colocar agua filtrada a hervir (calcular el agua según las raciones de sopa deseadas).
  2. Cuando hierva el agua, añadir el trigo sarraceno y las verduras menos el brócoli, las semillas y el cebollino.
  3. Añadir una pizca de sal.
  4. Cocinar a fuego mínimo durante 25 minutos, hasta que el trigo sarraceno se ablande e hinche. En los últimos 10 minutos, añadir el brócoli para que quede un poco “al dente” y no demasiado cocinado.
  5. Finalmente rectificar de agua según la consistencia deseada.
  6. Añadir si se desea (ya fuera del fuego) con una cucharadita de miso y diluir bien. Rectificar sabores con más miso o tamari si se desea.
  7. Decorar a gusto con las semillas y el cebollino.
  8. Servir inmediatamente.