receta-nishime-macrobiotica-macrobioteca

 

Excelente plato de raíces para equilibrar las esfera de estómago-bazo-páncreas.

 icon-user 4 personas
icon-cutlery Preparación: 5 min
 icon-clock-o  Tiempo total: 30 min

INGREDIENTES:

  • 2 rodajas de calabaza fresca.
  • 1 puerro
  • 1 tira de alga kombu
  • 1 Pizca de sal
  • Shoyu

PREPARACIÓN:

  1. Remojar el alga durante 20 minutos, cortarla en trozos pequeños y colocarla en el fondo de una cazuela. Cortar las verduras en trozos grandes con el “Método rodado”. Sazónalas con una pizca de sal y añádelas a la cazuela encima de la kombu.

  2. Cubre el fondo de la cazuela con un poco de agua (1 cm y medio aproximadamente).

  3. Llevar a ebullición y después bajar el fuego pero no mucho para que no nos sobre mucho líquido al final.

  4. Cocinar durante 20 o 30 minutos.

  5. Destapar y sazonar con unas gotitas de shoyu. En caso de que haya un exceso de líquido, déjalo evaporar de tal manera que mantenga los nutrientes.

  6. Nota: El sabor predominante debería ser el dulce, que es muy bueno para la hiperglucemia.

 

El “Nishime” es un plato que se originó en Japón y se prepara siempre de la misma forma. Lo único que cambia es la elección de diferentes verduras. Se puede cocinar este plato con uno, dos o tres tipos de verduras que elijas.
Es un plato que fortalece y da energía. Es especialmente bueno para los órganos centrales como el bazo, páncreas y estómago. Ayuda a mantener los niveles de azúcar estables. Es bueno tomarlo por lo menos 3 o 4 veces a la semana. Este método de cocción vuelve a las verduras más yang.

En primer lugar colocamos las verduras (p.ej. col, cebolla y zanahoria) más yin en el fondo y después vamos de yin a yang, por ejemplo, en este caso empezaríamos por la col, seguida de la cebolla y por último la zanahoria. Echamos por encima una pizca de sal y añadimos justo la cantidad necesaria de agua para cubrir el fondo de la olla. Llevamos a ebullición y luego cocinamos tapado a fuego medio/bajo durante 20 o 25 minutos (hay que estar pendiente por si se queda sin agua).
Al cabo de ese tiempo, destapamos y sazonamos con unas gotitas de shoyu o tamari. Después seguimos cocinando hasta que se haya evaporado todo el líquido. Hay que tener cuidado para que no se nos quemel.

Consejo: Si tienes mucha adicción al azúcar, cocina este plato a menudo.