TARTA DE CALABAZA CON BASE DE ALGARROBA

Esta tarta no deja indiferente a nadie, está deliciosa y la mezcla de los sabores de la calabaza y algarroba es sorprendente. Es vegana, sin gluten y sin azúcares refinados. Además, no necesita horno.  En esta tarta todos los ingredientes son ecológicos y/o de comercio justo. Ten en cuenta que es muy saciante.

Tiempo de preparación: 45 min | Dificultad: Medio | Porciones: 12

INGREDIENTES:

BASE

  • 110 gr copos de avena finos sin gluten
  • 110 gr almendras sin piel, remojadas al menos 5 horas (o toda la noche)
  • 100 gr sirope de arroz
  • 100 gr de azúcar integral de caña (si no echas azúcar, tendrás que añadir 100 gr más de sirope de arroz)
  • 2 c.s. de cacao en polvo o algarroba
  • 3 c.s. de aceite de coco virgen extra
  • 15 gr harina de coco (opcional)
  • 50 gr pasta de algarroba (o cacao o chocolate 70%)
  • 1 pizca de sal marina sin refinar

RELLENO

  • 1 kg calabaza potimarrón
  • 1 lata de 400 ml de leche de coco, refrigerada toda la noche
  • 1 taza de zumo manzana (también lo puedes hacer a partir de concentrado)
  • 5 gr agar-agar polvo
  • 8 gr de almidón de maíz o arrowroot
  • 1 pizca sal
  • 2 c.c. de canela polvo
  • 1 c.c. de jengibre en polvo
  • 1 c.c. curry
  • 1 c.c. de clavo en polvo

INSTRUCCIONES:

  1. Tostar copos de avena en la sartén, fuego medio 2 min., removiendo continuamente. Reservar.
  2. Colar las almendras y tostarlas ligeramente en una sartén hasta que desprendan un agradable olor.
  3. Derretir la pasta de algarroba (o chocolate) al “baño María” a fuego medio. Reservar
  4. Pulverizar las almendras
  5. Triturar los copos primero y ponerlos en un bol. Mezclar con el resto de ingredientes hasta tener una pasta pegajosa.
  6. Forrar un molde redondo de 20 cm con papel de horno y embadurnar con aceite de coco, cubrir base (y los laterales, opcionalmente, con la masa). reservar en el congelador para que se enfríe bien.
  7. Pelar la calabaza y trocearla, cocerla al vapor 15 min o hasta que se ablande.
  8. Hervir zumo manzana con el agar-agar y el almidón de maíz durante 8 minutos o hasta que se disuelva bien (verás que la mezcla se espesa ligeramente)
  9. Colar la leche de coco para usar sólo la grasa sólida. Descartar el agua sobrante.
  10. Añade todos los demás ingredientes del relleno al zumo de manzana y tritura bien hasta obtener una fina textura.
  11. Retirar molde del congelador y rellenar con la crema de calabaza, enfriar toda la noche en la nevera, decorar con canela y semillas de amapola.

¡Que la disfrutes!

Nota

Si quieres, para hacer una base más crujiente puedes hornearla 10 minutos, a 170ºC, una vez extendida dentro del molde, antes de añadir el relleno. En este caso no tostaremos los copos de avena ni tampoco las almendra, que por otra parte trituraremos gruesamente en lugar de finamente.