receta-gomasio-macrobiotica-macrobioteca

 

El Gomasio (sésamo tostado con sal, en japonés), es el condimento macrobiótico más apreciado.

 icon-user 4 personas
icon-cutlery Preparación: 5 min
 icon-clock-o  Tiempo total: 10 min

INGREDIENTES:

  • 1 vaso de semillas de sésamo crudo.
  • 1 cucharilla de sal marina sin refinar.

PREPARACIÓN:

  1. Lavar las semillas de sésamo en una cazuela e ir filtrándolo con un colador para desechar las impurezas que quedarán en el fondo de la cazuela. Al lavar, usar agua templada para hidratar y facilitar el molido.

  2. Más tarde tostar el sésamo a fuego medio, removiendo para que se tueste correctamente y estará a punto cuando se deshaga fácilmente con los dedos despidiendo un agradable olor. Añadir la sal para que se caliente, en la mitad del tueste.

  3. Machacarlo todo en un mortero japonés estriado (suribachi).

  4. Para almacenarlo es importante sea en un tarro hermético que cierre bien. El gomasio es un condimento rico en ácidos grasos insaturados y tiende a perder propiedades si se deja abierto.

 

El sésamo es una excelente fuente de proteínas, ácidos grasos esenciales, fibra, calcio, hierro y otros oligoelementos imprescindibles para el organismo. Las semillas de sésamo están mejor cuando se tuestan porque el aceite crudo es menos digerible. Su sabor salado-agrio equilibra el dulzor natural de los cereales integrales y las verduras. No debemos tampoco tostar demasiado.
La proporción de sal y sésamo depende de la edad y el nivel de actividad física. Demasiada sal estimula demasiado el ansia por los líquidos, frutas y dulces.