¡El plato macrobiótico por excelencia!

 icon-user 4 – 6 personas
icon-cutlery Preparación: 5 min
 icon-clock-o  Tiempo total: 30 min

INGREDIENTES:

  • 1 taza de azukis
  • 1 trozo de alga kombu
  • 1 cebolla
  • 3 rodajas de calabaza hokkaido
  • 1 c.c. de tomillo
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra de primera prensada en frío
  • Sal marina sin refinar
  • Tamari (opcional)
  • Cilantro (opcional)

PREPARACIÓN:

  1. Pon las azukis a remojo por la noche (o entre 4 y seis horas). No utilices el agua del remojo.
  2. Coloca las azukis lavadas en la olla a presión con la tira de alga kombu y cocina unos 30 minutos. Utiliza de 4 a 6 medidas de agua por una de azukis.
  3. En una cazuela pincelamos con aceite y rehogamos el ajo rallado, la cebolla y la calabaza, cortadas en cubos medios o grandes. Sazona con tomillo y una pizca de sal y cocina durante 5 minutos a fuego medio/alto, mezclando siempre.
  4. Añade un poco de agua (podemos utilizar la de la cocción de los azukis), la suficiente para que las verduras no se peguen al fondo, y cocina durante 10 minutos a fuego medio/bajo, hasta que la calabaza se ablande.
  5. Añade la cantidad deseada de azukis al rehogado. Corrige sabor con sal y tomillo y cocina unos minutos más a fuego lento.
  6. Comprueba el sabor antes de retirarlo del fuego. Añade unas gotitas de tamari si es necesario. Al servir decora con cilantro picado.

Las azukis tienen un alto contenido en fibra, minerales y proteínas, además tienen sólo el 1% de grasa.
Como en el resto de las legumbres, sus hidratos de carbono son de absorción lenta, así pues indicadas para diabéticos. Su contenido en minerales, especialmente hierro y magnesio, las hacen muy indicadas en el embarazo y tanto para fortalecer la sangre como los huesos
Mucho más digestivas y suaves que las demás, puede ser uno de las primeras legumbres como alimento sólido del bebé, y también son muy adecuadas para aquellos que no digieren bien los garbanzos, alubias, etc.

¡Que lo disfrutes!