Estas manzanas al horno no te dejarán indiferente porque mezclan sabores y texturas que nuca te imaginarías que pudieran ir juntas. ¿Manzanas con miso? ¿de verdad? ¡Pues sí! Además, al imprimir calor a estas manzanas las hacemos mas energéticas y adecuadas para estados de debilidad.

Esta receta es muy otoñal porque incorporamos el sabor picante que, según la medicina china clásica, ayuda a ralentizar esa fuerte tendencia del otoño al “cierre” en la cual los fluidos corporales tienden a dirigirse más hacia la parte central del cuerpo. El sabor picante, con su tendencia más expansiva, ayuda a que este cierre se produzca de manera más lenta y paulatina.

Incorporamos fibra, proteína y grasa, que ayudará a que el sabor dulce de las manzanas no tenga un impacto tan fuerte sobre la glucemia. ¡Espero que las disfrutes!

INGREDIENTES DEL RELLENO

  • 6 manzanas golden
  • 4 c.s. de nueces troceadas
  • 1 c.s. de ralladura de limón
  • Unas gotitas de jugo de limón
  • 1 c.c. de canela en polvo
  • 2 c.s. de pasas sultanas
  • 1 c.s. de miso de cebada
  • Unas gotas de esencia de vainilla

INGREDIENTES DEL GLASEADO

  • 1 c.s. de jugo de limón recién exprimido
  • 1 c.s. de sirope de arroz
  • Unas gotitas de jugo de jengibre recién exprimido

PREPARACIÓN

  1. Mezcla las nueces, las pasas, el miso, la ralladura de limón, unas gotas de jugo de limón, la canela, la esencia de vainilla e introduce esta mezcla dentro de las manzanas.
  2. Colócalas en una bandeja de horno e introdúcela en el horno a 170-180ºC hasta que se ablanden (aproximadamente 1 hora).
  3. Retíralas del horno y deja que se enfríen un poco.
  4. Pon las manzanas en recipientes individuales de servir. Mezcla los ingredientes del glaseado, rocía sobre las manzanas y sírvelas.

¡Aquí puedes ver la video-receta!

¡Que las disfrutes!

Nos vemos en la próxima entrada de este blog.

Un abrazo.