Este es un plato proteico (¡sí! ¡las algas son ricas en proteínas!) y lleno de minerales, entre los que destaca el magnesio, esencial para la penetración del calcio en los huesos y prevenir la temida osteoporosis.

PERSONAS: 2 | PREPARACIÓN: 5 min. | COCCIÓN: 20 min. | DIFICULTAD: baja

INGREDIENTES

  • 1/2 CALABACÍN
  • 1/4 DE CALABAZA POTIMARRÓN
  • 4 c.s. DE ALGA COCHAYUYO SECA
  • MIRÍN
  • SHOYU
  • JENGIBRE
  • SAL

PREPARACIÓN

  1. Coloca la cochayuyo en un bol y cúbrela con agua hirviendo. Deja reposar 20 minutos.
  2. Mientras tanto vamos a cortar las verduras.
  3. Corta el calabacín en dados de unos 2 cm de ancho cada nado. Corta la calabaza en dados de tamaño similar.
  4. Saltea las verduras durante 5 minutos en una sartén de hierro, con aceite de sésamo y una pizca de sal hasta que se ablanden un poco.
  5. Añade la cochayuyo a las verduras en la sartén junto con su agua de remojo (más o menos hasta la mitad de las verduras o un poquito más).
  6. Lleva a ebullición. Después baja el fuego al mínimo, añade unas gotitas de shoyu y mirín (o al gusto). Coloca la tapa y deja cocer durante unos 20 minutos o hasta que se haya evaporado toda el agua.
  7. Finalmente añadimos un poco de jugo de jengibre fresco (opcional). Pueder espolvorear por encima un poco de perejil fresco picado. Servir inmediatamente.

¡Que lo disfrutes!