Humus



Los garbanzos son una excelente fuente de proteína, de tradición marroquí, donde tradicionalmente, junto con cereales como el cus-cús o el mijo, han constituido la base de la alimentación ancestral del país. Hoy te presento una versión “macrobiótica”, una forma de aportar sabor y hacer tus platos más festivos, aportando lípidos y proteínas de buena muy buena calidad. Es un plato muy agradable para compartir y untar en crackers de sésamo, palitos de apio, zarahoria, etc… ¡Que aproveche!.



INGREDIENTES:

  • 1 taza de garbanzos biológicos, cocidos con un trozo de alga kombu de tamaño sello
  • 2 c.s. de tahín blanco
  • Ajo o jengibre (2 dientes o a gusto)
  • Sal marina sin refinar (1 pizca o a gusto)
  • Zumo de limón (1 limón o a gusto)



PREPARACIÓN:

  1. Calentar ligeramente los garbanzos con el líquido de cocción. Escurrir y reservar un poco de líquido de cocción.

  2. Añadir el resto de ingredientes y hacerlo puré, hasta conseguir la consistencia de paté, si hace falta, añadiendo un poco de líquido reservado. Cuidado con el ajo – es mejor echar un poco y luego añadir más al gusto.

  3. Servir acompañado de tortas de arroz, o con rebanadas de pan integral biológico de levadura madre, o con chips de maíz biológico, combinado de esta forma legumbre con algún cereal.





NOTAS ADICIONALES:

El humus es excelente para coger peso, reforzar el estómago y el páncreas, como fuente de proteína y revitalizante general del organismo y riñones. Si se quiere perder peso, evitar el tahín. Ideal en verano y en climas cálidos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies